Novedades

La Copa Davis podría sufrir un nuevo cambio de formato

La edición de este año fue suspendida por la pandemia.
La Copa Davis podría sufrir un nuevo cambio de formato
Jueves 12 de Noviembre de 2020

La Copa Davis pasó a ser el mayor ingreso económico de la Federación Internacional de Tenis (ITF) desde la llegada de Kosmos Tennis como gestora de la competencia desde 2019. La edición pasada tuvo un impacto económico de 44 millones de euros para Madrid, la sede de esa temporada, un impacto fiscal de 8.1 millones de euros (IVA) y un impacto mediático de 28.4 millones. Generó 600 puestos de trabajo directos durante más de 2 meses, sumados a los indirectos que llegaron a las 2.500 personas. Sin embargo, un punto débil para los propios organizadores fue la convocatoria del público. Ellos esperaban un mayor acercamiento de la gente, pero sólo reunieron a 133.000 asistentes con un 16 % de visitantes extranjeros.

Es por eso que para 2021, luego de un año entero para trabajar y planear variantes, aspiran a mejorar ese número. La pandemia del coronavirus obligó a la suspensión de la cita de este año y causó además la salida del patrocinador AirAsia, aunque por el momento mantiene a Rakuten como principal.

Esto llevó también a plantear la posibilidad de un nuevo cambio de formato. En 2019 se presentaron con un formato de concentración en una semana y con 15 millones de euros en premios, poniéndonos al nivel de un Grand Slam para seducir a las grandes estrellas. “Estamos trabajando en un cambio de formato para llevar la competición a 10 días y conseguir que sólo se juegue por la tarde y tener 2 fines de semana”, apuntaron desde la organización que tiene a Javier Alonso como director ejecutivo y a Gerard Piqué como cabeza principal.

Para llevar adelante el proyecto, dependen del visto bueno de la ITF. De cara al 2021, Madrid es una de las ciudades que está en carrera para volver a albergar la competencia. La idea era que el año que viene se jugará en otro escenario pero ante el panorama actual que privó que en 2020 se jugase en España, la capital española volvería a ser sede. Igualmente, el contrato firmado en 2018 no incluye una cláusula de prórroga automática en caso de cancelación por causas de fuerza mayor. Si la Davis continúa en Madrid se espera que se desarrollen acciones para acercar el tenis al deporte base.

Fuente: 2Playbook

Notas relacionadas